En este artículo encontrarás:

En un mundo de digitalización, estar a la vanguardia no es solo una opción, sino una necesidad.

El crecimiento de ofertas, productos y servicios digitales en todos los mercados e industrias, enfrentan a miles de compañías en un desafío irreversible: prevenir el fraude desde sus procesos internos hasta su captación de clientes

Pero, ¿Cómo se puede evitar el fraude en medio de una revolución digital?

La respuesta es: Validación de identidad digital.

Actualmente, es común escuchar sobre distintas estrategias que prometen fortalecer la seguridad de la información para disminuir la posibilidad de fraude a empresas y clientes.

Sin embargo, estas estrategias no son suficientes si no son respaldadas con una solución tecnológica robusta que permita verificar la identidad y antecedentes de clientes, usuarios o compañías.

La validación de identidad digital es el proceso perfecto para combatir el fraude, ya que facilita verificar que una persona es quien dice ser, sin necesidad de traslados, contacto físico o gestiones complejas y lo mejor en tiempo record y sin correr riesgos.

Esto es posible gracias a la unión de tecnologías que permiten validar documentos, biometría facial, firmas digitales, antecedentes e historiales de información que van desde datos personales hasta crediticios o laborales.

Según estudios sobre identidad digital, los procesos de validación disminuyen en más del 90% el riesgo de fraude para cualquier negocio, sin importar si se trata de una institución financiera o una empresa de cualquier sector. 

Ahora bien, no es un secreto que día a día la exigencia de los consumidores en relación a la protección de sus datos y la regulación que acompaña la privacidad y seguridad de los mismos, incrementa cada vez más; lo que hace que las compañías deban poner todo su esfuerzo en el cumplimiento de las normas y deseos de sus clientes, trabajo que sin duda, debe simplificarse de manera digital, evitando al máximo los procesos tradicionales que terminan en la pérdida de usuarios o clientes por una sola razón:

Dificultad y fricción en procesos de validación de identidad antes, durante y después de querer acceder o relacionarse con una marca, producto o servicio. 

¿Por qué es importante implementar tecnología de validación de la identidad digital?

Según estudios realizados por AMI, solamente en el sector financiero de México, Brasil y Colombia se recibieron más de 123.3 billones de intentos de fraude digital en la primera mitad del año 2022, cifras que despertaron alertas en todos los sectores y para lo que deben prepararse las compañías grandes y pequeñas que buscan ser líderes del mercado. 

Además, la aceleración digital detonada por la pandemia parece no dar vuelta atrás, impulsando a millones de consumidores en todo el mundo a conectar con empresas y corporativos que les permitan el acceso a productos y servicios de forma fácil y segura usando su celular.

Implementar tecnologías que simplifiquen la interacción con los usuarios, faciliten los procesos de incorporación, perfilación y la validación de su identidad sin fricción son la clave para aumentar la adquisición, volumen y preferencia del público.

¿Qué prácticas esenciales pueden implementar las empresas para prevenir fraude?  

A continuación te presentamos algunas de las mejores prácticas que puedes implementar en tu compañía para prevenir el fraude:

  • Realizar validación de documentos con bases de datos de entidades gubernamentables
  • Definir parámetros claves de modelos de fraude que te faciliten la identificación de alteraciones en documentos
  • Accionar validaciones de antecedentes de tus usuarios buscando verificar la existencia de historiales que puedan considerarse una alerta para tu empresa.

Conozca más sobre cómo validar la identidad de sus usuarios, dando clic aquí

click here!